viernes, 23 de octubre de 2009

Cuando las notas no son lo más importante



Hoy me lo decía una amiga "Las notas no son lo más importante."

Sí, han tenido que pasar años para darme cuenta de la importancia relativa de las notas. Poco a poco, se han ido difuminando los fantasmas que me creaban tanta ansiedad y angustia.

Hoy puedo mirar a tras y ver cuanto he aprendido.

Porque cuando tienes un hijo con una Dificultad Específica de Aprendizaje (DEA) tienes que aprender a respetarle. Y tienes que tener fuerzas para seguir adelante todos los días.

Fuerzas para seguir adelante y ayudar a mi hijo, que ha tenido que aprender como generalmente, su esfuerzo no se corresponde con una buena nota. ¡Qué digo! Con un aprobado. ¡Ni siquiera con eso!

Desde aquí, quiero dar las gracias a todas esas personas que tanto nos han ayudado y nos ayudan a él y a mi. Todas esas buenas gentes con las que caminamos cada día sin que nos sintamos solos.

dislexia, dislexia, dislexia, dislexia

2 comentarios:

winsis dijo...

Si, es cierto las notas no son lo mas importante,pero el niño necesita ver su esfuerzo reflejado en algun lugar, aparte de mi constante aprovacion, si las notas no le premian aunque sea con un suficiente el niño se fustra.

Ana P G dijo...

Es cierto que para nuestros hijos e incluso para nosotros, después de el gran esfuerzo que les supone estudiar, necesitan y necesitamos la recompensa del aprobado pero como en la mayoría de los casos, lamentablemente, no se mide el esfuerzo sino si han alcanzado los objetivos, midiendo a todos por el mismo rasero, tendrán y tendremos que aceptar tantos y tantos suspensos, y enseñar a nuestros hijos, desde muy pequeños, que este mundo está lleno de injusticias.

Y es que el sistema educativo no permite al maestro reconocer el esfuerzo de nuestros hijos.