lunes, 23 de junio de 2008

La “torpeza” infantil puede ser un problema sensorial


Conclusiones de la terapista ocupacional Carolina Bellingi

Toda la información que recibimos sobre el mundo es incorporada y ordenada a través de nuestros sistemas sensoriales y nerviosos, aunque muchos de estos procesos se dan en un nivel inconsciente, por lo que normalmente no nos damos cuenta de ellos. Sin embargo, la forma en que esas sensaciones llegan hasta el cerebro puede verse alterada por distintas causas; es entonces cuando la respuesta ante los estímulos del ambiente puede no ser la esperada.

Muchas veces, cuando los chicos tienen este tipo de reacciones se les cataloga como “torpes”, cuando lo que pueden estar indicando es un problema de integración sensorial.

Hablamos de chicos cuya inteligencia es normal, pero que presentan escritura ininteligible, son muy desordenados e incluso les puede costar hacerse el nudo de las zapatillas.

Las dificultades en la integración sensorial se dan cuando alguno de los sistemas sensoriales no es procesado de forma correcta, de manera que quienes lo sufren hacen un procesamiento erróneo de la información que reciben del tacto, de su ubicación corporal en el espacio, o de los movimientos.

Las dificultades en el procesamiento de la información sensorial pueden desembocar en una gran variedad de problemas en el aprendizaje, en el desarrollo motriz, en el lenguaje o en la conducta, entre los que pueden observarse: hiperactividad, dificultades en la lecto escritura, descoordinación motriz, alteraciones conductuales y problemas emocionales.

Se debe tener en cuenta que no todos los niños con problemas de aprendizaje, desarrollo o de comportamiento tienen una disfunción de integración sensorial subyacente.

Hay, sin embargo, ciertos indicadores que pueden señalar a los padres si están frente a este problema: hipersensibilidad o hiporeactividad, un nivel de actividad inusualmente alto o bajo, problemas de coordinación, y retrasos en el habla, en las habilidades motoras o el rendimiento académico.

Un diagnóstico adecuado y la aplicación controlada de estímulos a través del juego planificado, puede asegurar resultados positivos. Os recomiento que visiteis

http://reflejosprimitivos.blogspot.com/

Cuanto más temprano se detecte, mayor es la posibilidad de modificar patrones.

2 comentarios:

Marisol Rivas Figueroa dijo...

Hola! mi nombre es Marisol Rivas
soy maestra preescolar y deseo saber más información sobre la relación de la dislexia la torpeza y el autismo.

mrivas23@prtc.net
Marisol_Rivas23@yahoo.com

Gracias...

Ana Peciña García dijo...

Carlota López Peredo. Licenciada en Bioquímica, especializada en genética molecular y diplomada en Educación Especial. Primera terapeuta certificada por la Asociación Internacional de Brain Gym en España, participará en el IV Congreso Nacional de Dislexia www.congresodislexia.com

"Gimnasia cerebral, porque el aprendizaje no está solo en el cerebro”

La Gimnasia Cerebral (Brain Gym®) es un programa pedagógico basado en el movimiento que utiliza sencillos ejercicios para integrar totalmente el cerebro, los sentidos y el cuerpo, preparando a la persona con las habilidades físicas que necesita para aprender eficazmente. Está indicado para mejorar una amplia gama de habilidades de aprendizajes, atención y comportamiento.

En principio fue creada para ayudar a los niños y adultos con alguna dificultad de aprendizaje, como dislexia, dispraxia, déficit de atención e hiperactividad, pero hoy en día la Gimnasia Cerebral se utiliza para mejorar el funcionamiento y calidad de vida de todas las personas de todas las edades en sectores tales como educación, arte, negocios, sanidad, deportes, desarrollo personal, etc.

La mejora en el funcionamiento global del cerebro gracias al uso de los movimientos de la Gimnasia Cerebral da lugar a beneficios en las siguientes áreas: Habilidades escolares – como lectura, escritura, matemáticas, plástica Memoria, concentración y focalización Coordinación física y equilibrio Habilidades de comunicación y desarrollo lingüístico Desarrollo personal y manejo del estrés El cumplimiento de metas tanto profesionales como personales.