viernes, 3 de julio de 2009

APRENDER JUGANDO

Fernando estaba en 2º de EP, y aquella tarde, entre otros deberes, tenía que aprender unas rimas.

Decidí que bajaríamos a jugar a botar la pelota, algo que a él le encantaba. Mientras la botaba, le iba recitando las rimás hasta que las aprendió y entonces era él quien las decía con facilidad.

Sin darse cuenta, había hecho parte de sus deberes y disfrutado mientras los hacía. Además, demostró que puede hacer más de una cosa a la vez.

Bueno, no aprendió a botar la pelota tan bien como el de la foto, pero...estamos en ello.

2 comentarios:

meryjou dijo...

Si que és verdad que jugando se aprende mejor,yo lo he podido comprobar en mi hija también con dislexia.
El blog está muy bien,me he sentido identificada en algunas cosas y me ha emocionado.
Saludos

Ana P G dijo...

Muchas gracias Meryjou, ahora resulta que tenemos más cosas en común que las que creía.

Todo está por descubrir.

Si te apetece, aporta tus experiencias.